Distancia de rescate

Este año conocí la narrativa de Samanta Schweblin. Siete casas vacías y Pájaros en la boca fueron libros que disfruté mucho. Relatos breves, intensos, que angustian, desgastan y exigen una pausa para asimilar esa violencia silenciosa que de pronto se hace presente.

«Lo llamo "distancia de rescate", así llamo a esa distancia variable que me separa de mi hija y me paso la mitad del día calculándola, aunque siempre arriesgo más de lo que debería»