TEOTFW, el fin del p*** mundo

En 2013, Fantagraphics publica en una edición compilatoria The End of the Fucking World, el cómic que Charles Forsman había serializado en formato fanzine.

Son dieciseis los capítulos de 8 páginas que nos presentan la historia de James y Alyssa, los jóvenes protagonistas que, a su vez, narran los acontecimientos desde su particular punto de vista.

Alyssa busca, al mismo tiempo, marcharse de su casa, encontrar a su padre y escapar del acoso de la pareja de su madre. James le sirve como vía de escape.

Él, por su parte, es un chico que sabe que hay algo malo en su interior: carece de sentido del humor y se reconoce incapaz de sentir. Alyssa no es más que parte de un plan, pero las cosas cambian.

El quinto capítulo es bisagra en la historia. Allí, como en una suerte de espejo, James y Alyssa se encuentran con una pareja de adultos adinerados y con cierta relación con el poder que, no sólo encarnan la hipocresía del mundo adulto, sino que dinamizan la historia.

En cuanto a lo gráfico, las páginas son bastante esquemáticas y los dibujos por demás simples. Un estilo similar al de las tiras cómicas, pero que presenta una comedia dramático con cierto aire de policial negro.

La serie televisiva británica (está en Netflix) respeta ciertos aspectos del cómic, pero como toda adaptación no evita los cambios: los necesita para realizar 8 capítulos de casi 20 minutos. He visto sólo los dos primeros capítulos y no me ha interesado.

Volviendo al cómic, por estos días (y hasta el 24 de junio, inclusive) la editorial La Bola lanzó la preventa de la edición argentina del libro, con traducción de Alejandra Rumitti y José Sainz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario