Limericks

Un tiempo atrás ella me presentó a Edward Lear, uno de esos escritores victorianos que la hacen reír. En su momento no presté demasiada atención porque ella todo el tiempo me presenta autores nuevos (o, mejor dicho, desconocidos para mí). El viernes lo nombraron en un seminario y recordé que Araí me había hablado de sus limericks .

Hoy me vino a visitar y, además de dibujar —actividad que, recientemente, comenzamos a realizar con bastante frecuencia—, aprovechamos para traducir nuestro primer limerick.
 
There was an Old Man with a flute,
A serpent ran into his boot,
But he played day and night,
Till the serpent took flight,
And avoided that man with a flute.


Traducción:

Érase un viejito con un flautín
que encontró una serpiente en su botín
mas durante noche y día él sopló
hasta que la serpiente vuelo tomó
y evitó al viejito con un flautín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario